Las niñas bien


Annai Ramos, diseñadora de vestuario de Las niñas bien de Alejandra Márquez Abella, nos contó de sus inicios como vestuarista, como fue su proceso creativo y cuales fueron sus referencias para crear el vestuario de unas ''niñas bien'' de los años 80's.

    Por: Lili Arreola

No estoy acostumbrada a comprar vestidos de gala en México es una de las frases que dice Sofía mientras observa un vestido rojo que nosotros no sabemos pero más tarde estará presente en una de las escenas clímax del personaje. Y así como ese vestido rojo, todo el vestuario en Las niñas Bien nos ayuda a entender el relato, creando la sensación de estar en la época (1982) sin caer en los estereotipos de ella. La directora Alejandra Márquez Abella no quería crear un documento sobe el estilo de los 80’s, sino que el vestuario acompañara a los personajes  y junto con la diseñadora de  Annai Ramos crearon el universo de la clase burguesa mexicana que se enfrentó a la crisis extrema del sexenio de José López Portillo. 



Annai Ramos estudió diseño textil ya que quería ser decoradora. Su acercamiento con el vestuario fue cuando trabajaba en una revista cultural y conoció a un fotógrafo de moda que acababa de llegar de Nueva York a Ciudad de México y colaboraron juntos. Esto la llevo a diseñar el vestuario para comerciales y publicidad. El cine nunca estuvo en su mente pero comenzó a conocer gente en el medio, y se introdujo a él. Algunas de sus primeras películas en las que diseñó vestuario fueron Dramamex (2005) , Rudo y Cursi (2007) y Voy a Explotar (2008) película por la cual obtuvo su primer nominación al Ariel (junto con Amanda Cárcamo) a mejor vestuario. Este año obtiene su segunda nominación al premio de la academia por Las niñas bien.


Annai y Alejandra se conocen desde hace tiempo, lo que ayudó a que el proceso de diseño fuera muy orgánico y entre las dos fueran creciendo al personaje principal. La revista ¡HOLA! y el Jet Set europeo, fueron referentes para crear el estilo de Sofía, quien inicia con un estilo impecable en un vestido color marfil (el vestuario favorito para Annai) y  que poco a poco junto con los acontecimientos que le suceden al personaje, se va desencajando. 

Lady Di fue otra de las principales referencias e incluso el vestido rojo (que menciono al inicio) es una copia de uno usado por la princesa Diana en una publicación de ¡HOLA!.  


La mayoría del vestuario usado por los personajes protagónicos fue creado desde el diseño hasta la realización, ya que Annai quería cuidar cada detalle. Además de utilizar marcas de lujo que utilizaba la clase alta en la época: Chanel, Cartier, Gucci y Fila, marca que vemos presente en la escena del desayuno en el club.


Annai fue tan precisa cuidando los detalles, que nunca dejó usar a las actrices ropa interior que no fuera de los 80's, argumentando que cualquier detalle se notaría en el vestuario. Que ''Los cuerpos eran distintos y que tenían que sentirlos de pies a cabeza'' como lo cuenta Ilse Salas en una publicación en su cuenta de instagram


Guadalupe Loaeza además de ser la autora del libro del cual se hizo la adaptación de Las niñas bien, aportó de su propio closet vestuario para la producción: ''A Guadalupe en sus inicios como escritora, algunas publicaciones le pagaban con ropa de marcas de lujo, y justo cuando íbamos a iniciar la película se iba a mudar, entonces nos dejo ir a su closet para sacar batas, blusas y demás prendas que utilizamos en la producción'' me dijo Annai Ramos. La blusa  azul (Nina Ricci) que utiliza Sofía en la fiesta infantil es una de las prendas que Guadalupe proporcionó.

Además de Las niñas bien, este año se estrenarán dos peliculas en las que Annai Ramos colaboró: Todas las pecas del mundo de Yibran Asuad en la cual realizó el diseño de producción y Sabotargas de Humberto Hinojosa en la que diseñó el vestuario. 

¡

Muchas gracias Annai! 

Comentarios